MENU

Comments (0) Hijos

¡Derribemos los estereotipos desde niños!

Solemos escuchar frases como: “no juegues con muñecas, son de niñas”, “las niñas no deben ensuciarse, son unas princesas” o “las niñas no juegan con autitos”. Y sin saberlo, vamos predeterminando el futuro de nuestros niños.

Hoy hemos avanzado en este ámbito. Movimientos como SomosL, LA Rebelión del cuerpo y muchos otros aportan enormemente a romper con los cánones estéticos y culturales impuestos; sin embargo aún falta mucho camino por recorrer.

Conversamos con la psicopedagoga de Red de Salud UC Christus, Montserrat Sepúlveda, quien nos entregó algunos consejos para avanzar en este camino.

-El rol de los padres es fundamental, como padres debemos guiar a nuestros niños, dejar que se desarrollen libremente. Por ejemplo, si tu hijo juega con muñecas, nunca debes decirle que eso no está bien o que deje de hacerlo, al contrario. Siempre verlo como algo positivo, ver por ejemplo que el día de mañana él será un buen padre o un buen hermano.

-Enseña con actitudes también: si un hijo ve que sus padres se quieren y aceptan tal como son, con sus fortalezas y debilidades, lo más probable es que ese niño sea seguro de sí mismo. Si a tu hijo lo molestan en el colegio por tener exceso de peso, los tratan de gordito/a es clave que comprendan que el ser “gorditos” no los define como personas, que ellos son mucho más que eso.

Los padres enseñan con palabras pero también deben tener presente que sus actitudes y forma de actuar debe ser coherente. Si una mamá tiene sobrepeso, pero lo enfrenta de buena manera, ACEPTÁNDOSE y QUERIÉNDOSE es muy probable que su hijo también lo enfrente así.

Sabemos que el sobrepeso no es bueno, que por salud debemos intentar disminuirlo, pero que el camino se haga con alegría, enfrenta tu vida con actitud positiva, y así tu hijo también lo hará.

-Nadie es perfecto, puedes ver a alguien súper atractivo, lindo, pero siempre le costará algo o tendrá algo de su cuerpo que no le agrade. Debemos enseñar desde pequeños que no existen las personas perfectas, no nos podemos comparar con el de al lado, cada uno en su individualidad tiene cosas muy hermosas y que te distinguen de los demás.

Recuerda siempre que si quieres tener niños felices, debes guiarlos y también dejarlos ser.

Crédito foto:  Pixabay

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *