MENU

Hijos

¿Cómo reconocer el temido déficit atencional?

Hijos

25 abril, 2018

El llamado Trastorno de Déficit Atencional es probablemente el diagnóstico más habitual de los niños con problemas de aprendizaje en los últimos años. Especialista de

Sigue leyendo

¿Cómo reconocer el temido déficit atencional?

Hijos

25 abril, 2018

  • El llamado Trastorno de Déficit Atencional es probablemente el diagnóstico más habitual de los niños con problemas de aprendizaje en los últimos años. Especialista de la Universidad del Pacífico entrega algunas claves para detectarlo.

No todos los niños inquietos sufren de déficit atencional, sin embargo, su diagnóstico en nuestro país se ha masificado en el último tiempo. “Se calcula que entre un 4 y un 12% de los niños presentan el Trastorno por Déficit de Atención (TDAH)”, asegura la psicóloga Susana Arancibia, docente del Magíster de Familia, Infancia y Adolescencia de la Universidad del Pacífico.

La especialista, Master en Neurociencia y Salud Mental, plantea que el Trastorno por Déficit de Atención puede manifestarse de tres formas. La primera, es con un predominio hiperactivo-impulsivo, asociado a niños que se mueven en exceso. “Estos niños se muestran impacientes y ansiosos. Sus respuestas suelen ser precipitadas e irreflexivas, interrumpen diálogos y juegos, y realizan acciones precipitadas sin evaluar sus consecuencias, llegando en ocasiones a ser agresivos dentro de la sala de clases, lo que genera impopularidad entre sus compañeros, numerosas faltas y reiteradas citaciones de los padres al colegio”, explica.

Una segunda forma se presenta con predominio del déficit de atención. “En este casos, los niños parecen inatentos, como si no escucharan. Se muestran pasivos y evidencian desorganización. Son los más difíciles de detectar, por su falta de movimiento y disrupción. Esta conducta tiende a concebir prejuicios a nivel académico, poniendo en duda sus capacidades principalmente cognitivas”, comenta Arancibia, quien aclara que los niños que presentan este problema poseen niveles de desarrollo cognitivo similares al promedio de sus compañeros.

Y finalmente, están los de tipo combinado. “Se integran las características de los dos anteriores y no es poco común encontrar en este grupo a niños con conductas desafiantes y oposicionistas, junto con la respuesta descalificadora del mundo adulto”, afirma.

Claves para diagnosticarlo

La psicóloga y también docente de la carrera de Trabajo Social de la Universidad del Pacífico, Susana Arancibia, enumera las características fundamentales que presentan los niños que sufren el Trastorno por Déficit de Atención:

  1. Corto tiempo de atención y dificultad para mantenerla sobre bases consistentes.
  2. Susceptibilidad a distraerse frente a estímulos externos.
  3. Impresión externa de no escuchar bien.
  4. Fallas repetidas en seguir instrucciones o en completar tareas escolares.
  5. Escasa capacidad de organización: olvidos, falta de atención a los detalles y pérdida de cosas necesarias para realizar la tarea.
  6. Hiperactividad.
  7. Impulsividad.
  8. Conductas disruptivas o agresivas.
  9. Tendencia a realizar actos potencialmente peligrosos. No mide el riesgo.
  10. Dificultad para aceptar la responsabilidad de sus acciones.
  11. Baja autoestima.
  12. Dificultad en habilidades sociales.

Sigue leyendo

Jóvenes y alcohol: 5 señales de que necesitan ayuda profesional

Hijos

20 abril, 2018

Con el paso del colegio a la universidad o el inicio de la educación media, muchos jóvenes empiezan a sentir la presión de nuevos grupos sociales, el rendimiento académico e incluso, en algunos casos las expectativas de la familia. Es por esto que a lo largo de todo el año, ver a adolescentes bebiendo excesivamente en fiestas o en la calle ya dejó de ser una novedad. El psicólogo de Centros Médicos Vidaintegra, Felipe Mora, explica cuáles son los factores que dan pie a esta conducta y se refiere a los comportamientos que deben alertar a los padres.

Cada vez son más recurrentes las noticias sobre jóvenes que beben hasta quedar ebrios en playas, discotecas, plazas y otros lugares  públicos, provocando peleas y otros desmanes. De hecho, la última Encuesta Nacional de Salud, detectó un incremento significativo del consumo de alcohol entre adolescentes de 15 a 19 años.

Según el psicólogo de Centros Médicos Vidaintegra, Felipe Mora, una arista esencial para entender este comportamiento es la percepción de autocontrol que tienen los jóvenes en esta etapa de sus vidas. “Es una conducta cada vez más frecuente y en edades más precoces, ya que existe una sensación de invulnerabilidad, sienten que todo lo pueden manejar”, asevera el especialista.

El beber en exceso muchas veces se produce por presión de los amigos y también porque el alcohol funciona como una vía de escape para aquellos que vienen de familias disfuncionales o se sienten estresados. “Este estilo de vida puede derivar en intoxicaciones por alcohol, que son muy complejas porque generan una deprivación del sistema respiratorio e incluso comas etílicos con riesgo de muerte”, afirma el psicólogo.

Cuáles son las señales

Observar el comportamiento de los hijos es fundamental para identificar si existen signos que revelen un problema con el consumo de alcohol. Algunas señales son:

  1. El bebedor no puede reducir el consumo de alcohol o pararlo. Cada vez pasa más tiempo bebiendo, buscando trago o recuperándose de los efectos del alcohol.
  2. Esconde que bebe o toma solo.
  3. El problema con la bebida está afectando negativamente su vida, resultándole difícil mantener un ritmo normal en la casa y/o en los estudios  y además está interfiriendo en sus relaciones personales.
  4. El abuso está dañando su salud. Uno de las señales de alarma que antes aparecen es empezar a dormir mal. Casi el 60% de los alcohólicos sufre insomnio.
  5. Queda inconsciente luego de una salida.

Si bien estas dificultades podrían resolverse conversando, se recomienda acudir a un especialista para que identifique otros signos que los padres no hayan detectado, como cuadros depresivos, trastornos del ánimo, disfunciones familiares etc. “El tratamiento que se aplique dependerá de cada caso. Sin embargo, los pasos en general comienzan por evaluar por qué se está dando el consumo y si es necesario se realiza psicoterapia familiar e individual”, explica el especialista de Vidaintegra.

Sigue leyendo

La Soledad de dos Mundos”: Impactante campaña llama a normar el uso de celulares en los niños

Hijos

16 abril, 2018

Imitar lo ocurrido en Francia, donde se prohibieron los celulares en los colegios para incentivar la convivencia escolar, es parte del objetivo de esta campaña que, a través de un viral, muestra una realidad de soledad, tanto de los niños que sólo juegan con su celular, como de los otros que quieren compartir con ellos pero que son rechazados. ¿Te sumarias a esta iniciativa?

Mira aquí el video de la campaña:

Un niño sale a la calle a jugar y se acerca a otro que sólo mira su celular y no ve quien está frente a él tratando de compartir. Luego el pequeño camina en dirección a otro niño de su edad, quien también está inmerso en la realidad paralela que entrega el teléfono móvil. Resignado, vuelve a su casa diciendo “yo sólo quería jugar”.

Se trata de un video que si bien, no es una historia real, muestra lo que ocurre día a día en los colegios, plazas y en nuestras propias casas, donde cada miembro de su la familia disfruta más con el móvil que compartiendo con las personas con quienes viven.

El viral es parte de la campaña impulsada por la ONG No Chat a Bordo (nochatabordo.cl), que hace unos años causó impacto con su llamado a no utilizar el celular al conducir un automóvil y hoy encabezan esta nueva iniciativa, que pretende en primera instancia prohibir el uso del teléfono móvil en los colegios, algo que ya ocurre en países como Francia, donde se tomaron medidas al respecto. Mira aquí el video: https://www.youtube.com/watch?v=yN5WcDYCyu4

“Si bien no tenemos cifras de uso o permisión del celular en las escuelas de Chile, lo cierto es que sabemos que en la mayoría no está prohibido su uso. En algunos se les permite sólo en recreos, que finalmente es más perjudicial aún, ya que los menores pueden prestar atención en clases, pero no están conviviendo con sus pares en instancias que antes eran exclusivas para juegos, para reunirse y disfrutar entre amigos”, explica Claudia Rodríguez Torres Directora de No Chat a Bordo.

Rodríguez señala, además, que la campaña lleva por nombre “La Soledad de dos Mundos” ya que se muestra a niños jugando solos con sus celulares y a los otros que no quieren utilizar el móvil, pero que quedan igualmente en soledad.

“En el caso de Chile, no existe ninguna regla sobre la utilización de teléfonos en la sala de clases y depende de cada colegio si regula su uso o no. Sin embargo, la gran mayoría de los alumnos tiene este aparato, y el uso de este genera más de un problema entre los profesores y los apoderados”, agrega.

La realidad de Chile y el mundo

Según un informe del Instituto Nacional de Estadísticas, en Chile (enero 2018), hay un total de 28.115.115 de celulares, más de 10 millones de la cantidad de habitantes del país. Por otra parte, un estudio publicado en febrero de 2018 por Telefónica muestra que los chilenos pasan 5 horas diarias conectados al smartphone, siendo el consumo de video el que lidera, con 60% del tráfico. El aumento del internet móvil ha sido de un 500% en los últimos 4 años. Como si fuera poco, Chile también es líder en uso de redes sociales.

Por otra parte, la Academia Americana de Pediatría y la Sociedad Canadiense de Pediatría revelaron a través de un estudio las principales razones por las que los niños menores de 12 no deben usar teléfonos móviles sin control. Algunas de éstas son:

1- Desarrollo cerebral de los niños, que puede producir retrasos cognitivos, problemas de aprendizaje, aumento de la impulsividad y de la falta de autocontrol (rabietas).

2- Retraso en el desarrollo del niño: El excesivo uso de las tecnologías puede limitar el movimiento, y consecuentemente el rendimiento académico, la alfabetización, la atención y capacidades.

3- Obesidad infantil: El sedentarismo que implica el uso de las tecnologías es un problema que está aumentando entre los niños. Obesidad lleva a problemas de salud como la diabetes, vasculares y cardíacos.

5- Enfermedad mental: Algunos estudios comprueban que el uso excesivo de las nuevas tecnologías está aumentando las tasas de depresión y ansiedad infantil, trastornos de vinculación, déficit de atención, trastorno bipolar, psicosis y otros problemas de conducta infantil.

6- Adicción infantil: Los estudios demuestran que uno de cada 11 niños de 8 a 18 años son adictos a las nuevas tecnologías. Cada vez que los niños usan dispositivos móviles, se separan de su entorno, de amigos y familiares.

El ejemplo de Francia

Hace un par de semanas se dio a conocer una noticia, que fue catalogada como polémica, pero que para muchos es un ejemplo digno de imitar.

El ministro francés de Educación, Jean-Michel Blanquer, confirmó la prohibición a los estudiantes del uso de teléfonos celulares en los colegios de Francia a partir del próximo curso del país europeo, en septiembre de este año.

El ministro precisó que la medida será publicada en una ley que el gobierno galo “para que tenga una sólida base jurídica”.

“Es un ejemplo que como país debiéramos imitar o de lo contrario estaremos viendo crecer a una generación que sea un ejemplo claro de esta “Soledad de los dos Mundos” y donde niños no compartan entre sí y todo su mundo sea virtual”.

Para más información revisa el video que anexamos y visita nochatabordo.cl/

Sigue leyendo

125

Formar buenos hábitos de estudio en casa: ¡Una tarea difícil de hacer!

Hijos

3 abril, 2018

Hemos comenzado otro año escolar y con ello también un gran desafío familiar: apoyar el proceso educativo de nuestros hijos desde el hogar.  Ésta es una de las tareas más difíciles a la que nos enfrentamos como padres día a día, por el poco tiempo del que disponemos, por la complejidad de las tareas y porque, a veces, nuestros hijos e hijas llegan agotados a casa y la última alternativa que ellos quieren es hacer tareas o estudiar.  A eso le sumamos que nadie nos ha orientado muy bien sobre cómo hacerlo de forma amigable y para gran parte de los colegios, no es tema lo que ocurra fuera de la jornada de clases. Lamentablemente no existe una fórmula mágica ni TIPS perfectos. Esto es trabajo, dedicación y consciencia y estamos relativamente solos en esto.

Por ello es que hoy quiero compartirles nuestra Ruta de Trabajo que APIS Ayuda Pedagógicas Integrales ha desarrollado para asesorar y acompañar a las familias en su tarea  de formar buenos hábitos de estudio. Esta secuencia te permitirá trabajar desde lo general a lo específico y así abordar este desafío de la mejor manera:

  1. DEFINIR UN PROPÓSITO: ¿Para qué educamos a nuestros hijos e hijas? ¿Qué expectativas tenemos respecto de la educación de nuestros hijos? Como padres, si no tenemos un propósito definido a lograr a mediano o largo plazo, será difícil que nuestros hijos tengan el suyo. Tener un propósito claro ayuda a establecer metas de trabajo conjunto. Si has visto niños y adolescentes que disfrutan del estudio es porque ven en eso un beneficio personal (interno) suficientemente significativo y motivador. Eso es el propósito.
  1. MIRAR NUESTRA REALIDAD: ¿Cuál es nuestra realidad familiar y personal? ¿De cuáles recursos dispongo y de cuáles no? ¿Cómo es mi hijo/a? Esta reflexión consciente nos ayuda a equilibrar nuestras expectativas con la realidad y tomar acciones en función de nuestro propósito.
  1. PROPICIAR UN BUEN AMBIENTE EMOCIONAL: Las emociones son la base de nuestros comportamientos. Si queremos que nuestros hijos e hijas desarrollen buenos hábitos de estudio, entonces debemos reconocer qué emociones les mueven a querer estudiar o no querer. El miedo, la rabia y la tristeza son emociones que no propician un buen aprendizaje, pues influyen en la motivación y en la autoestima académica. Como padres ¿Qué emociones generamos en nuestros hijos a la hora de estudiar en casa? Si se te hace muy complejo hacer que tus niños quieran estudiar, es necesario mirar tu situación particular y buscar alternativas a través de un programa de “Disciplina Positiva”, modelo que usamos en APIS.
  1. HABILITAR UN ESPACIO ADECUADO: La habilitación de un espacio propio, cómodo, sin distractores y con luz adecuada, facilita una buena actitud hacia el aprendizaje. Es ideal que sea un espacio propio y que se utilice siempre el mismo.
  1. ORGANIZAR EL TIEMPO: Una rutina de buenos hábitos es siempre favorable para el aprendizaje. Esa rutina debe considerar estudio, descanso o recreación, ya sea diaria o semanal. Un tiempo diario razonable para el estudio es entre 30 minutos y 45 para niños de educación básica y hasta 90 para niños de enseñanza media, con un descanso opcional de 10 minutos.
  1. APRENDER TÉCNICAS DE ESTUDIO: Estudiar, hacer tareas y repasar son cosas distintas. Cada desafío se aborda de manera diferente. Una técnica de estudio se aprende y se practica para perfeccionarla, sin embargo, según el estilo de aprendizaje de tus hijos/as, de la asignatura y del tipo de contenido es que una técnica  resulta mejor que otra.

Si esta ruta te ha hecho mirar este desafío desde otra perspectiva, entonces he logrado mi objetivo. Te invito a seguirnos en nuestro FanPage “Apis Ayudas Pedagógicas Integrales” y suscribirte a nuestro canal de youtube “Apis_Chile” para acceder a  tutoriales y alternativas que pueden ser de gran ayuda para ti y tu familia.    ¡Sigamos juntos en esto!

Por: María Belén Hernández Lagreze. Profesora, Educadora de Disciplina Positiva. Directora de APIS  www.apischile.net

Sigue leyendo