MENU

Medicina y psicología
Category

5

Psoriasis: Estudio advierte sobre la importancia de los efectos no visibilizados en los pacientes y el posible impacto de...

Medicina y psicología

22 septiembre, 2020

-41% de los pacientes experimentarían depresión y un 14% dejaría su trabajo por discapacidad laboral. – Asimismo, la discriminación, el aislamiento y  la falta de acceso a medicamentos  son los principales problemas de  los pacientes con esta enfermedad. Lo que además genera consecuencias económicas negativas en el sistema de salud.

El estudio realizado por Fractal EDM, da cuenta del impacto que tendría la psoriasis moderada a severa en la calidad de vida de los pacientes, los efectos psicosociales, emocionales e interpersonales que repercuten en el desempeño personal, social y profesional. Tópicos como la ansiedad y la depresión se alinean muy fuertemente con síntomas clínicos de dolor e incomodidad, pero claramente estas dimensiones en la actualidad no están siendo consideradas como elementos de valor en el sector de la salud y en la sociedad.

Adicionalmente, el alto impacto de la patología en personas mayores 40 años, se asocia significativamente con un mayor riesgo de pérdida de productividad laboral, generando jubilación anticipada y reducción de la capacidad de ingresos por esta condición. Esto podría significar que en Chile el grupo de pacientes con psoriasis moderada a severa podría requerir 1,7 millones de días de licencia médica al año y 2,7 millones de días de hospitalización anuales.

Es importante destacar que la psoriasis se reconoce como una enfermedad inflamatoria de las más frecuente mediada por el sistema inmunitario, que afecta la piel y las articulaciones y está asociada con anomalías de otros sistemas. Esta enfermedad en placas es el tipo clínico más común de psoriasis. Aunque la afección no es potencialmente mortal, es difícil de tratar y las tasas de respuesta varían ampliamente.

Mónica Velásquez, Gerente de Fractal expresa que “Realizando esta investigación, apreciamos que actualmente en Chile se estiman 79 mil casos de psoriasis en placa moderada y severa, lo que se espera vaya incrementando a 84 mil casos hacia el año 2030. De los casos de psoriasis, 65 mil se atienden en el sistema público, los demás hacen parte del sistema privado”.

En relación a los desafíos que enfrenta el país sobre la patología, el Dr. Javier Arellano, Dermatólogo de Clínica Santa María, Jefe del Departamento de Dermatología del Hospital Clínico San Borja Arriarán y profesor asistente de la Universidad de Chile, comenta que “Desde mi experiencia y de acuerdo a lo evidenciado en mis pacientes, el principal desafío es visibilizar que existen personas con esta condición, darle la relevancia que amerita y sobre todo las consecuencias que tiene en quienes la padecen. Es clave entender que es una enfermedad inflamatoria crónica, que no sólo afecta a la piel sino también a otros órganos y en algunos casos las articulaciones, lo que genera un mayor gasto en salud y en algunos casos cuadros depresión severos”.

Desde la mirada de los pacientes, Omar Badillo, 40 años, quien padece de la enfermedad desde los 21 años comenta que “Lo peor de la psoriasis ha sido la pérdida de identidad, la introspección y la disminución de la autoestima, que es una de las principales razones que me hicieron buscar ayuda psicológica, pues a la edad que se declaró mi enfermedad estaba terminando una carrera técnica. Tenía muchas esperanzas de que ese fuera mi salto para ahorrar dinero y continuar estudiando, pero la psoriasis hizo que me fuera encerrando y sin muchas posibilidades de emplearme por el tema de la imagen”.

Sobre el acceso a tratamientos y medicamentos, Omar expresa que “Considero que en Chile hace falta entregar un mayor apoyo a los pacientes, tanto desde el mundo público como del privado. Hoy en día existe una escasez de especialistas en esta área. Por otro lado, encontrar una hora para un dermatólogo en el sistema público es casi una odisea y en cuanto a costear tratamientos o medicamentos biológicos es muy díficil”.

COBERTURA Y ACCESO A LOS SERVICIOS DE SALUD

Desde la perspectiva de los sistemas de salud existentes en nuestro país, la carga enfermedad de la psoriasis representa un peso significativo para el paciente y su familia ya que la patología no está cubierta en ninguna de sus etapas por el sistema público o privado, debido a que no es una enfermedad incluida en el sistema GES o en la Ley Ricarte Soto.

En relación a la carga enfermedad atribuida a la psoriasis en placa moderada a severa, producto de las licencias médicas se proyecta que para FONASA representen al año 1.520.000 días de licencia, en tanto que para las isapres 275.000 días, lo que asigna un gasto importante en el sistema de salud público que debe subsanar el Estado. En un horizonte de tiempo de 10 años, a nivel total país se esperan entre 361 mil y 386 mil casos totales de Psoriasis (de todos los tipos), de los cuales entre 79 mil y 85 mil corresponderán a casos de Psoriasis en placa moderada a severa.

CONSECUENCIAS ECONÓMICAS PARA EL SISTEMA DE SALUD

En lo que respecta a hospitalizaciones derivadas por la severidad de la enfermedad, para FONASA podría representar un total de 2.323.000 días de hospitalización al año,  en tanto que en  Isapres significaría  423.000 días, observándose una alta carga sobre los recursos hospitalarios para el manejo y seguimiento de los pacientes. Por otra parte, dentro de las complicaciones más relevantes de la psoriasis están la artritis psoriásica y la depresión. La artritis psoriásica afecta a un 30% de los pacientes con psoriasis, con un total esperado de 23.386 casos para FONASA y 4.259 para Isapre. Respecto a la depresión, se estima que un 40,5% del total de personas con psoriasis la desarrollen, lo que corresponde a 31.571 casos por año para FONASA y a 5.749 casos para Isapre.

El estudio realizado por Fractal EDM devela que el desafío en Chile, para determinar el éxito tanto del tratamiento como de la enfermedad en quienes la padecen, debe considerar no sólo las evidencias clínicas sino también los atributos y valoración de los pacientes y sus cuidadores.

Read article

12

TELEMEDICINA PRESENTA UN AUGE DEBIDO A LA PANDEMIA E INNOVA HACIA VISITA DOMICILIARIA CON TELEMEDICINA

Medicina y psicología

22 septiembre, 2020

Durante los meses de emergencia sanitaria las consultas presenciales han tenido una baja sostenible, lo que preocupa a los profesionales de la salud. Sin embargo, la tecnología permite una atención virtual e incluso ya ha surgido la visita domiciliaria con telemedicina, una nueva modalidad de consulta completamente resolutiva.

Desde mediados de marzo de 2020, cuando aparecieron los primeros casos de Covid-19 en el país, las consultas médicas, así como los exámenes y cirugías tuvieron una caída dramática, producida principalmente por el temor o inseguridad ante un contagio. Ante esta nueva realidad, también comenzaron a surgir los servicios online y visitas domiciliarias, que las personas han estado utilizando con mayor frecuencia.

Así lo evidenció la Asociación de Clínicas de Chile, que informó a cuatro meses del comienzo de la pandemia, que las consultas bajaron un 65%, mientras que los exámenes no realizados llegaron a la increíble suma de 5.347.953, lo que representa un -46% con respecto al año anterior. Asimismo, fueron más de 68 mil las intervenciones quirúrgicas que no se llevaron a cabo (-65%). Esta alerta la levantaron como gremio para hacer un llamado a que las personas consulten, debido al riesgo que un diagnóstico tardío puede representar para la salud.

Por otro lado y con respecto al aumento de las consultas online, el Global Health Intelligence, en su estudio “Telemedicina en América Latina: Su potencial durante la crisis del COVID-19 y más allá” evidenció que Chile es líder regional en la adopción de telemedicina destacando además, que cuenta con una cartera diversificada de especialidades de servicios.

Gracias al mayor acceso a la tecnología, es que comenzaron a implementarse en el país diferentes servicios, como las consultas telemáticas, la visita domiciliaria con telemedicina, exclusiva de la Unidad Coronaria Móvil, que con el pasar de los meses se fue situando como una tendencia entre los pacientes que necesitaban consultar con un profesional.

Hoy en día es posible realizar una consulta médica realmente completa aunque sea a distancia, ya que un TENS (Técnico Profesional en Enfermería Nivel Superior) visita a la persona en su casa para apoyar al médico en la revisión del paciente, con todas las medidas de higiene y seguridad. El médico realiza su atención usando cámaras especiales que son guiadas por el TENS, examinando oídos, garganta y piel, y además con diversos otros implementos es capaz de escuchar la respiración del paciente y los latidos de su corazón. Con esto se logra una atención primaria completa permitiendo al doctor evaluar el estado real del paciente para dar las indicaciones, recetar medicamentos e incluso emitir una licencia médica de ser necesario”, explica Felipe Giacaman, Gerente Comercial de UCM, sobre el innovador servicio que entrega la Unidad Coronaria Móvil. 

Por ahora el servicio contempla la especialidad de medicina general, pero debido al excelente recibimiento que ha tenido, es que pronto se implementarán las especialidades de dermatología, diabetología, endocrinología, geriatría, nefrología, neurología y psiquiatría.

Más información: http://www.ucmchile.cl/

CONOCE MÁS DE VISITA DOMICILIARIA CON TELEMEDICINA

Read article

20

NIÑOS PREMATUROS: LA IMPORTANCIA DE LOS CUIDADOS DURANTE EL DESCONFINAMIENTO

Hijos, Medicina y psicología

15 septiembre, 2020

Según las últimas cifras publicadas en el 2016, por el Departamento de Estadísticas e Información de la Salud del Ministerio de Salud, del total de nacidos vivos (211.957), un 8,5% correspondió a menores de 37 semanas, es decir 180.000 niños prematuros.

Dado este índice y a raíz del inicio del proceso de desconfinamiento que iniciarion algunas zonas del país, hoy más que nunca, es importante que los padres de este grupo sensible de pacientes mantengan los cuidados y tratamientos no sólo para prevenir el contagio de Covid-19, sino también ante un eventual brote de las enfermedades respiratorias clásicas durante otoño e invierno, como la influenza y el Virus Respiratorio Sincicial (VRS).

En relación a la probabilidad de que las enfermedades respiratorias se reactiven, el Dr. Rodrigo Blamey, infectólogo del Hospital Salvador y de Clinica las Condes afirma que “Si bien la cuarentena en algunas regiones del país y la ausencia de clases, permitieron que los virus originados en las temporadas de otoño e invierno no tuvieran su habitual prevalencia, pero no se descarta que dado el inicio del proceso de desconfinamiento,  el aumento de la movilidad de personas en las distintas regiones, asociado a las bajas temperaturas que aún tenemos en los meses invernales, los virus respiratorios puedan afectar de manera más notoria a la población durante las próximas semanas. Por lo tanto, es importante mantener los cuidados y tratamientos sobre todo en aquellos niños y niñas que son grupos de riesgos como los prematuros y los cardiopatas congénitos”.

Sobre los cuidados que deben mantener los padres para evitar el contagio ante un brote de las enfermedades respiratorias, la Dra. Ana María Herrera, broncopulmonar infantil, presidenta de la Sociedad Chilena de Neumología Pediátrica, comenta que “Es importante mantener a los niños alejados de personas enfermas con resfrío o fiebre, limpiar frecuentemente juguetes o las superficies del hogar que pudieran estar contaminadas. Además, se debe ventilar diariamente el hogar, evitar estufas a leña o parafina, evitar el humo de cigarrillo en la casa, mantener la lactancia materna y, sobre todo, mantener el calendario de vacunas completo”.

Por su parte, Katherin Arteaga, Presidenta de la Asociación de Padres de Prematuros de Chile, ASPREM, comentó que “en el caso de los nacidos prematuros, tanto Covid-19, la inminente llegada del Virus Respiratorio Sincicial y las enfermedades respiratorias, pueden llegar a ser mortales, e incluso hemos visto que muchos de nuestros niños quedan con secuelas respiratorias. Cerca de un 20% presenta problemas respiratorios crónicos y alrededor de un 7% de los sobrevivientes es dado de alta con necesidad de oxígeno domiciliario, lo que los hace aún más vulnerables a las infecciones respiratorias”.

La Presidenta de ASPREM, también mencionó que dada la contingencia sanitaria es fundamental que se les informe a los padres sobre las formas de contagio, prevención y cuidados que deben tener sus hijos. Además, solicitan a las autoridades sanitarias que sean considerados como un grupo de riesgo y puedan mejorar así los beneficios que tienen, sobre todo ampliando la cobertura de Palivizumab en la Ley Ricarte Soto, incluyendo a todos los prematuros sin excepción.  

En cuanto a la prevención de contagio de Covid-19 y ante las enfermedades respiratorias en tiempos de pandemia, un elemento importante es la entrega de protección específica para el VRS mediante una inmunización (inyección de anticuerpos contra el virus). Esta inmunización se entrega durante el período de mayor circulación del virus y se administra de manera mensual. Este fármaco está incorporado vía Ley Ricarte Soto, dentro de las prestaciones a pacientes de alto riesgo como prematuros menores de 32 semanas y a partir del año pasado para pacientes con cardiopatías congénitas significativas a menores de un año.
Finalmente, si un menor prematuro presente Covid-19, el caso es monitoreado por el personal epidemiológico de la atención primaria de salud (APS) y si el lactante es menor de  1 mes, tiene indicación de hospitalización siempre. Si el niño tiene entre 1 a 3 meses, se observa la condición general y si presenta problemas respiratorios o digestivos, deben comunicarse con el médico de cabecera o con un centro de salud asistencial, ellos analizarán si corresponde derivarlo a un servicio de urgencia para evaluarlo. En el caso de los bebés mayores de 3 meses, se estudian los síntomas y se hospitalizan según indicaciones estrictas dependiendo de su estado.

Read article

En pandemia, ¿qué es y cómo prevenir el trastorno por estrés postraumático

Medicina y psicología

28 julio, 2020

En los últimos meses, nos hemos enfrentado a dos circunstancias de alto riesgo para nuestra integridad física y mental. Los actos violentos por la crisis social y la actual pandemia han provocado que la población experimente factores de estrés intensos, los que requieren de una capacidad de adaptación rápida para no manifestar importantes síntomas mentales. 

Tal como explica el psiquiatra de Clínica INDISA, Matías Amenábar, “el estrés agudo y el trastorno de estrés postraumático se producen cuando una persona ha estado expuesta directamente o indirectamente -trauma que ha afectado a familiar cercano- a una situación de alto riesgo vital o de integridad física y mental”. 

Así, los actos violentos que vivimos en la reciente crisis social, como incendios en supermercados, violencia entre la población o enfrentamientos contra las fuerzas de seguridad pública, son situaciones que no solo implican riesgo a la integridad física, sino que también a la salud mental. 

Por otro lado, en la pandemia, los sobrevivientes de infecciones graves por Covid-19 y los familiares cercanos de fallecidos por este virus han estado expuestos a una carga emocional intensa por el alto riesgo de morir.  

Foto por Kinga Cichewicz en Unsplash

¿Por qué el coronavirus puede generar un trastorno por estrés postraumático (TEPT)?

El trastorno por estrés postraumático (TEPT) se caracteriza por la experimentación de acontecimientos altamente traumáticos y la presentación de síntomas debido al aumento de la activación del sistema nervioso y el desarrollo de una conducta de evitación de los estímulos relacionados con el trauma. 

En cambio, el trastorno de estrés agudo se caracteriza por síntomas similares a los del estrés postraumático, pero que se presentan inmediatamente después de un acontecimiento altamente traumático. 

Entre los acontecimientos traumáticos que pueden generar un TEPT, se incluyen combates en guerras, ataques personales violentos (asaltos, violencia sexual y física), secuestros, torturas, desastres naturales y cualquier otra situación de alto peligro para la integridad física y mental. La probabilidad de presentar este trastorno puede verse aumentada cuanto más intenso o más cerca físicamente se encuentre el agente estresante. 

En este sentido, la pandemia del Covid-19 tiene la particularidad de que el agente no es perceptible a nuestros sentidos y, además, desconocemos cómo puede actuar el virus en nuestro cuerpo, con una gran variabilidad de expresión de patologías (de asintomático a compromiso de múltiples órganos).

Cabe señalar que las manifestaciones del TEPT son muy variables. Tal como señala el especialista en salud mental, Matías Amenábar, “sus síntomas más característicos son la reexperimentación del acontecimiento traumático, con recuerdos recurrentes e intrusos o pesadillas frecuentes con lo sucedido, los que pueden llevar al estado de hipervigilancia, y cuando el individuo se expone a un estímulo similar al acontecido, puede experimentar un malestar psicológico intenso”. Estos síntomas van acompañados por un alto nivel de ansiedad, irritabilidad e insomnio.

Como comentábamos previamente, el TEPT es desencadenado por un acontecimiento aterrador, como lo es que un familiar fallezca por Covid-19, comprendiendo que, por lo general, este tipo de muerte se produce en forma abrupta, inesperada y/o repentina, ya que el paciente hace pocos días atrás se encontraba sano, lo cual afecta de manera más significativa a los familiares directos, amigos y personas cercanas. 

Esto es un “golpe emocional tremendo y no es raro que se convierta en una experiencia traumática en sus vidas, dejándolos con el trauma, sin poder avanzar en forma normal en sus vidas”, comenta el Dr. Amenábar. 

El fallecimiento de un familiar por Covid-19, para sus cercanos, se vivencia como un evento aún más traumático de lo habitual, donde los procesos de duelo son interrumpidos por el distanciamiento social, desde que se enferman e, incluso, anteriormente a su enfermedad. 

Aquí no hay oportunidades para decir “adiós” o haber estado con el familiar enfermo de manera presencial, ni después de su pérdida hacer algún tipo de planificación o ritual, ya sea desde el aspecto religioso, espiritual, físico, etc., para poder comenzar a elaborar un duelo de alguna forma más normal, por lo que es altamente probable que estos duelos, en el futuro, puedan transformarse en patológicos

“Estos familiares pasan a ser una población vulnerable, en cuanto a su salud mental, pudiendo comenzar con distintos tipos de sintomatologías: miedo, ansiedad, crisis de pánico, labilidad emocional, tristeza, pesadillas, anhedonia, fatiga, trastorno del sueño, inapetencia, etc., llegando a presentar episodios depresivos, TEPT, trastorno de ansiedad, agorafobia (miedo a visitar espacios abiertos, concurridos, por el miedo a contagiarse por Covid-19); y que la persona presente temor a la muerte por contagio, a que le ocurra por ejemplo lo mismo que a su familiar”, afirma el psiquiatra de Clínica INDISA. 

 Ante la pandemia, ¿cómo prevenir el TEPT?

El psiquiatra Matías Amenábar sugiere que ante la muerte de un ser querido producto de coronavirus se realice algún tipo de actividad, ritual, que ayude a recordarlo. Este incluye una planificación y participación, ojalá de actividades conmemorativas, las que, para mayor contención, pueden efectuarse incluso por medio online, donde familiares o amigos puedan compartir sentimientos para poder mitigar en algo el dolor y sentirse acompañados, de alguna u otra forma, en este duelo y proceso traumático.

Asimismo, es importante seguir con la rutina que se tenía, en base a una nueva estructura, en que no hay que olvidar a nadie, sino que aprender a vivir sin esa persona significativa.

Recuperación del TEPT por coronavirus 

Sin embargo, el especialista en salud mental de Clínica INDISA es enfático en sostener que es posible recuperarse bien de un TEPT producto de la pérdida repentina y traumática de un ser querido que falleció por Covid-19, pero sin duda, como todos los trastornos, debe ser apoyado por un especialista en salud mental. 

“Si bien todos los TEPT son tratables y la mayoría se recupera, la velocidad de esta sanación depende de lo traumático del evento y de la vulnerabilidad de la persona, además de la personalidad y estado mental del sujeto previo a la situación”, finaliza el Dr. Matías Amenábar. 

Read article