MENU

Tatiana Corbeaux
Tag Archive

cáncer a la sangre

76

CÁNCER DE LA SANGRE: LA IMPORTANCIA DE VISIBILIZAR LA PATOLOGÍA EN TIEMPOS DE PANDEMIA

Medicina y psicología

30 mayo, 2021

  • Respecto a los cuidados que deben tener los pacientes oncohematológicos ante un contexto de pandemia, es fundamental que no suspendan controles ni tratamientos, además de mantener todas las medidas de cuidado para no contraer la enfermedad.
  • Pese a que en Chile existen tratamientos de última generación que permiten elevar el estándar de calidad de vida de los pacientes, falta mejorar en el acceso a medicamentos o terapias para este tipo de cánceres.

En el marco del Día Mundial del Cáncer de la Sangre y, dada La pandemia de Covid-19 que afecta a Chile y el mundo entero, es importante no descuidar la situación de los pacientes con leucemia y otras enfermedades oncohematológicas. Aquellas personas que padecen de este tipo de patología, se transforman inmediatamente en un grupo de alto riesgo, por lo que la preocupación, los cuidados y tratamientos deben ser más extremos. 

Hoy en día, existen diversos tipos de cáncer de la sangre, pero las leucemias están entre las más frecuentes, especialmente la de tipo linfocítica crónica. Son de difícil diagnosticar porque sus síntomas tienden a ser heterogéneos e inespecíficos. De acuerdo a últimas cifras publicadas en Globocan, se reporta que la incidencia en Chile es de 1.332 casos nuevos de leucemias en el 2020.

3D render of a medical background with DNA strands

Sobre qué tipo de cáncer a la sangre es más común en Chile, la Dra. María de los Ángeles Rodríguez, hematóloga y actual presidenta de la Sociedad Chilena de Hematología, SOCHIHEM, comenta que “Las leucemias agudas y linfoblásticas son las mas frecuentes en niños y adultos jóvenes. Mientras que las mieloblásticas agudas se presentan frecuentemente en adultos, especialmente de mayor edad. Por otro lado,  las leucemias crónicas y la leucemia mieloide crónica, en el registro que se está realizando por nuestra sociedad, tiene una edad promedio de 47 años y la linfática crónica, que habitualmente se ve en pacientes de mayor edad, en general sobre los 60 años”.

Respecto a los cuidados que deben tener los pacientes hematológicos ante un contexto de pandemia, la doctora Rodríguez comenta que “Hay dos cosas fundamentales: En primer lugar, no suspender los controles y los tratamientos y en segundo lugar, mantener todas las medidas de cuidado para no contraer la enfermedad. Hemos intentado mantener plenamente activa nuestra capacidad de diagnóstico y tratamiento porque los pacientes con leucemias agudas no pueden esperar”.

TRATAMIENTOS DISPONIBLES

En relación a los tratamientos disponibles en Chile,  existen diversas opciones y esquemas terapéuticos que deben adecuarse según el tipo de cáncer de la sangre, condición física y edad del paciente. Estas alternativas van desde quimioterapia convencional, inmunoterapia y terapias dirigidas molecularmente, hasta soporte con transfusiones y tratamientos paliativos en caso de haberse agotado las opciones terapéuticas. 

La doctora Rodríguez complementa que “El avance científico ha significado un gran cambio ofreciendo mejores expectativas de sobrevida e incluso de curación al contar con terapias más específicas derivado del conocimiento y caracterización de las alteraciones genéticas que presentan los paciente”.

En el caso de la leucemia mieloide aguda (LMA) y la linfocítica crónica (LLC), la presidenta de SOCHIHEM comenta que “En ambas existen nuevos desarrollos que han mejorado las expectativas de vida de los pacientes, en LLC el tratamiento con inhibidores de tirosina kinasa de Bruton y los anti-BCL2 y en LMA en pacientes mayores el uso de drogas anti-BCL 2 asociadas a hipometilantes o citarabina en bajas dosis  han aumentado significativamente las expectativas de vida de estos pacientes”.

MIRADA DE LOS PACIENTES

Tatiana Corbeaux, fundadora y directora ejecutiva de la Fundación Oncológica Oncoloop -que educa y acerca la investigación científica sobre cáncer a las personas, comenta las necesidades de aquellas personas afectadas por un cáncer hematológico “Es necesario brindar un mayor acceso a instancias de educación, información y tratamiento. La visibilidad de las enfermedades hematológicas es importante para generar conciencia sobre los signos tempranos que puede presentar la patología en los pacientes”.

En relación al avance científico en el desarrollo de tratamientos para la Leucemia Mieloide Aguda o un tipo de cáncer a la sangre, Tatiana comenta Hoy en día en Chile contamos con tratamientos o terapias de última generación que permiten elevar el estandar de calidad de vida de los pacientes, pero el desafío no sólo está en el avance científico, sino más bien en el acceso a medicamentos o terapias para este tipo de cánceres ya que por un tema epidemiológico se tiende a priorizar aquellas personas que han sido afectadas por un tumor sólido”.

Respecto a cómo la pandemia del Covid-19 afectó a los pacientes oncológicos, Tatiana expresa que las principales problemáticas son la continuidad de los controlos médicos, las cirugías postergadas y la entrega de los medicamentos, pero también, la inquietud sobre el proceso de vacunación, específicamente sobre si deben o no vacunarse. Por lo tanto, es muy importante para reducir la incertidumbre la información que se le entrega a las personas y a sus familias.

Adicionalmente, desde la asociación de pacientes, recomiendan mantener los controles médicos en el caso de que la emergencia sanitaria lo permita u optar por la telemedicina.  Para ello, la organización ONCOLOOP, creó la primera red digital chilena dirigida a pacientes oncológicos http://www.oncored.org/, donde las personas pueden ingresar para obtener información sobre la patología o también acceder a información entregada por especialistas.

Read article

78

Día Mundial Concientización sobre LMA: Diagnóstico precoz mejora la calidad de vida y supervivencia en la Leucemia Mieloide Aguda

Medicina y psicología

21 abril, 2021

En Chile hay varios nuevos tratamientos de última generación, drogas de alto costo, que están incorporadas en las guías clínicas nacionales, pero en general requieren de la aprobación del seguro de salud a nivel privado o del comité de drogas de alto costo en el sistema público.

Cada 21 de abril se conmemora el Día Mundial de la concientización de la Leucemia Mieloide Aguda (LMA), uno de los tipos de leucemia aguda que existe. 3 de cada 100 mil personas padecerá de esta enfermedad, siendo más frecuente en hombres. Se trata de un cáncer maligno que surge en la médula ósea, que es el órgano encargado de producir todas las células que circulan en la sangre: glóbulos blancos, glóbulos rojos y plaquetas. La enfermedad afecta a las células encargadas de formar las células sanguíneas; se genera una alteración y empieza a crecer en forma incontrolada sustituyendo la función normal de la médula por células leucémicas.

Desde que se genera la leucemia mieloide hasta que se producen los síntomas, se calcula que pasan de tres a cuatro meses, por lo que se trata de una patología bastante rápida.
Como el organismo deja de producir glóbulos rojos, los síntomas que aparecen son los de la anemia: cansancio, debilidad, mareos y, en las personas de más edad, problemas cardíacos. Al faltar las plaquetas, células encargadas de la coagulación, se producen moretones, puntos rojos en la piel y sangrados de nariz y/o encías. Y como los glóbulos blancos también están afectados, se registran infecciones. A esto se suma también fiebre. “Son síntomas inespecíficos que se confunden con enfermedades más frecuente, por lo que mi sugerencia es que si un paciente acude por segunda consulta por la misma sintomatología tomarle un hemograma, que es la punta del iceberg”, indica la doctora Paola Aravena, hematóloga y miembro de la Sociedad Chilena de Hematología (SOCHIHEM).

Detección temprana y tratamiento inmediato

En esta patología no es posible realizar estudios preventivos con métodos de screening como en el cáncer de mama, cervicouterino u otros. La mayoría no tiene como advertirlo. “La leucemia es una urgencia médica y ante la sospecha, el paciente debe ser manejado en centros con experiencia, donde inmediatamente iniciamos tratamiento con una droga oral que es el ácido transretinoico en espera de la confirmación diagnostica”, en el caso de una leucemia promielocitica explica la doctora Aravena “En el caso que se presente una emergencia hematológica como es la hiperleucocitosis ,con compromiso principalmente a nivel de sistema nervioso central, manifestado con dificultades de conciencia como confusión, desorientación, coma  y a nivel pulmonar con distress respiratorio, con alto riesgo de mortalidad, donde debe iniciar tratamiento citoreductor asociado a leucoferesis”( una máquina que ayuda a remover este exceso de leucocitos), señala Aravena.

Con las herramientas que se cuentan para el diagnóstico ,se puede tener dentro de las primeras 24 horas de la llegada del paciente – especialmente en centros privados-  la confirmación de la presencia de la enfermedad e iniciar el  tratamiento si su condición clínica así lo permite.

Los pacientes con LMA de pronóstico intermedio y desfavorable requieren trasplante, el que se puede realizar solo si logran remisión completa, o sea, que no se detecten células malignas en la sangre. En el caso de pacientes que presenten comorbilidades crónicas controladas y sin disfunción de órganos asociadas a ellas, también pueden ser trasplantados.

Nuevos tratamientos

La quimioterapia estándar conocida como 3 +7 ha sido la protagonista en los últimos 20 años sin grandes avances, hasta hace 3 años en que la FDA aprobó al menos 8 nuevas drogas, muchas de ellas orales, como la midostaurina para pacientes con la mutación de FLT3, aprobada en asociación a quimioterapia en primera línea en menores de 60 años.  Uno de los recientes tratamientos aprobados como el inhibidor de BLC2,  que permite que la células leucémicas logren entrar nuevamente al ciclo de envejecimiento y muerte celular y cuya asociación con drogas hipometilantes como azacitidina o decitabina, se ha transformado en la terapia de elección en paciente no candidatos a quimioterapia intensiva con resultados muy esperanzadores, y recientemente le valió la aprobación en Chile por el Instituto de Salud Pública (ISP). “En Chile contamos hace un par de años con midostaurina en primera línea asociada a quimioterapia, drogas hipometilantes como azacitidina y decitabina. El acceso a los nuevos fármacos,que son drogas de alto costo, si están incorporadas en las guías clínicas nacionales no debería ser problema obtenerlos. Pero en general requieren de la aprobación del seguro de salud a nivel privado o del comité de drogas de alto costo en el sistema público”, comenta la Dra. Aravena.

La mirada de los pacientes y cobertura

Para Francisco Vidangossy, director de la Fundación Cancervida, el paciente requiere “acompañamiento y cuidados desde el principio además de acceso a la información clara y oportuna de su patología”, a lo que Tatiana Corbeaux, directora ejecutiva de la Fundación Oncoloop complemente que hay veces en que “falta explicación de que está pasando en mi cuerpo y la posibilidad de sobrevivencia y acceso a tratamientos que existen en Chile” y agrega que frente a los avances en tratamientos falta visibilizar este tipo de noticias a todos y en palabras simples y entendibles”.

En Chile el 80% del país es beneficiario de Fonasa, con el nuevo plan nacional de cáncer, los pacientes tienen la esperanza que mejore el acceso de las llamadas drogas de alto costo. En la actualidad se garantiza desde el diagnóstico hasta el seguimiento bajo la modalidad GES, lo que cubre a pacientes públicos y privados, sin embargo esas coberturas, que si bien son un gran avance, requieren de actualizaciones periódicas (cada 2 años) respecto de las tecnologías sanitarias nuevas, siendo esto una brecha por cubrir, “pues siempre vamos detrás de los avances a lo menos en 2 años. Por otra parte desde el Ministerio de Salud se ha abierto una ventana a estos problemas de acceso vía el Comité de drogas de alto costo, lo que nos da un espacio de esperanza respecto de dar tratamientos de última generación a nuestros pacientes que mejoren su sobrevida global y libre de progresión”, dice Francisco, a lo que Tatiana agrega que “falta claridad en la toma de decisiones de qué drogas están o no cubiertas y cómo puedo yo como paciente acceder a ellas. Si la droga es de alto costo o no y como son las postulaciones”.

Hoy existe coberturas para esta patología en Modalidad Institucional, Modalidad Libre Elección y GES (Garantías Explicitas de Salud) “pero al ser una patología de baja incidencia creemos que no se le ha apoyado con la incorporación de tratamientos de última generación o personalizados, nuestra deuda es siempre ir detrás de los avances y también nos encontrarnos siempre con la barrera de los costos asociados, pues estas tecnología tienden a ser muy caras”, sentencia Francisco.

Read article